Marc Sautet au Café des Phares (Paris 1994) Photo: Wolfgang Wackernagel

domingo, 19 de febrero de 2017

¿Por qué casarse?



Nosotros, los seres humanos, necesitamos comprender y comprendernos. O más exactamente, comprendernos a nosotros mismos para poder comprender lo que nos rodea. Y nada mejor que el espacio de reflexión conjunta que abre nuestro café filosófico, en donde hay un interés, claro, pero un interés desinteresado. Esto permite abordar cualquier asunto de una manera útil para todos los participantes, dado que lo tratado se trata por sí mismo y no por algún interés más allá de sí mismo. Por lo tanto apto para cualquiera, para cualquier ser humano. Pongamos por caso el matrimonio. Jóvenes y adultos pueden colaborar para acceder a un campo-base mínimo, clarificador y confortable. Jóvenes y adultos que pueden volverse más conscientes. Jóvenes y adultos que se vuelven más sensatos al tomar partido por la verdad y el bien. Juntos. Es posible. Y resulta que el matrimonio es un añadido social. Y resulta que el matrimonio es un refuerzo legal a los compromisos personales ya adquiridos. Y resulta que no hay crisis del matrimonio, sino de la institución tradicional; no hay crisis cuando se ha aprendido a convivir, a amarse juntos.

sábado, 7 de enero de 2017

Sobre la obligación de ser feliz

Café Filosófico en Vélez-Málaga 8.3
16 de diciembre de 2016, Cafetería Bentomiz, 17:30 horas.



  

Las fiestas navideñas que se avecinaban eran, sin duda, muy propicias para sentir la presión social de tener que ser feliz. Con los amigos, con la familia, en las fiestas, con la televisión, en las celebraciones… con la mitología del espíritu de la navidad. ¿Has notado esta presión alguna vez? Seguro que sí. Y resulta bastante absurdo, ¿no es cierto? Pero te ocurre. No sé si lo quieres admitir. Los integrantes del café filosófico de diciembre también tuvieron algunos reparos al principio. Pero después de una suave reflexión conjunta con el resto de participantes, la madurez que fue aflorando les llevó a admitir como lo más natural del mundo aquello que sentían, esa presión social de tener que ser felices, porque así lo requiere la situación o el momento y no porque yo lo reconozca como propio. Sino algo ajeno a mí. De hecho, fueron fluctuando entre el interior y el exterior. Primero, sintieron que la felicidad es algo tuyo, interno a ti; luego, notaron la fuerza de lo externo: “¡Hay que ser felices!”. (En una sociedad de la apariencia, del compromiso falso, del consumo ciego, los regalos interesados o hipotecados y las sorpresas previstas, no es tan difícil). Y al final del clarificador y tranquilo diálogo filosófico acondicionaron un espacio cómodo en nuestra fortaleza interior. El mejor sitio para hacer frente a la hipocresía del juego social. El único lugar en que nos sentimos libres realmente. Porque en el fondo, fue de esto, de la libertad, de lo que hablaron los protagonistas de este café filosófico. Y con esta inquietud dio comienzo.

sábado, 31 de diciembre de 2016

Sobre la política y la juventud

Café Filosófico en Vélez-Málaga 8.2
18 de noviembre de 2016, Cafetería Bentomiz, 17:30 horas.



¿Queremos que nuestra democracia sea una verdadera democracia?  Habría de comenzar por el desarrollo de una educación política. Si no sabemos ser ciudadanos y gobernantes, cada uno su papel cuando le corresponda, desarrollado adecuadamente, habrá democracia, pero adulterada o falsa. Si tendemos a politizar la educación -una educación politizada- nos alejaremos cada vez más de la política y de la educación auténticas. Y nuestra democracia no será democrática. Pues bien, de la mano de nuestros participantes en este café filosófico, hablaremos de política y de educación, allí donde es más relevante, la educación política de los jóvenes. ¿Interesa una juventud manipulable? Que no se preocupen, que no sepan de política, que sean ignorantes, sumisos, que pasen de política y permanezcan despolitizados… ¿Interesa esto? ¿De verdad, entonces, nos interesa, vivir democráticamente? ¿O sólo una apariencia democrática? Quédate con nosotros para ver causas y efectos de esta sospecha, y alguna salida razonable...

              

sábado, 10 de diciembre de 2016

Sobre los valores

Imagen relacionada


Café Filosófico en Vélez-Málaga 8.1
21 de octubre de 2016, Cafetería Bentomiz, 17:30 horas.


Repetido el ritual día tras día, la bestia acaba persuadiéndose de que pertenece ya a la especie de los hombres. Pero cuando la liturgia mentalizadora falla, y el sujeto empieza a dudar de ser hombre y de que, por tanto, esa sea su propia ley, es el látigo el que suple la falta de argumentación, es la amenaza de tortura –la “Casa del dolor”- la que “convence” al animal de que es un ser humano, aunque no lo crea.
Adela Cortina, Ciudadanos del mundo

Por consiguiente, la educación sería el arte de volver este órgano del alma del modo más fácil y eficaz en que debe ser vuelto, mas no como si le infundiera la vista, puesto que ya la posee, sino en caso de que se lo haya girado incorrectamente y no mire a donde debe, posibilitando la corrección.
            Platón, República, VII


                ¿Cuál es el origen de los valores?

            A este cronista de tantos cafés filosóficos le ha llegado la hora retrasada de continuar con su tarea, la de tratar de dar una segunda vida a estos encuentros sin pretensiones, más allá de sí mismos. Este juego de jugar a dialogar. En esta ocasión se afrontó el reto de comprender el origen de los valores, por ver si comprendiéndolos podríamos conservarlos y promoverlos mejor. Una cuestión que atañe sobremanera a la esencia misma del educar. ¿Qué es educar en valores? ¿Inculcarlos, desarrollarlos…? Tendrás que seguir el curso de este relato, si te sientes afectado. Has sido educado o tendrás que educar, así que no sería de extrañar que te sintieras. Al menos, has de saber que ya educas sin querer. Y que tú mismo no paras de aprender, te pese lo que te pese. ¿Crees que puedes cambiar? ¿Es posible llegar a ser otro que no eres? ¿O más bien habrás de partir de la realidad que ya eres para desplegarla todo lo que puedas? Espero que esto sea suficiente para que te quedes un rato con ellos, los protagonistas de este primer café filosófico de la temporada 2016-2017. Harán acto de presencia, entre otros, Aristóteles, Platón y la Isla del Dr. Moreau.

sábado, 17 de septiembre de 2016

¿Nueva espiritualidad?


Hablemos de vida espiritual y hablaremos de vida interior. Vida de la conciencia. Y si hablamos de vida de la conciencia, nos referimos a una determinada actitud, una perspectiva propia, una mirada irrepetible. Conciencia es perspectiva consciente. Pero también, nos referimos a un particular y concreto nivel de desarrollo de la conciencia. Conciencia es la actualización singular aquí y ahora de un potencial. Puede estar más actualizado o estar menos actualizado. Así se muestra. Así se expresa. De modo que este desarrollo puede ser acompañado por un trabajo interior. Un trabajo espiritual que ejercite ese potencial de conciencia siempre presente en nosotros y lo vaya desplegando más y más. Pierre Hadot se refiere a los ejercicios espirituales practicados en la antigüedad, recogiendo la tradición de la áskesis greco-romana. Nosotros hablaremos sencillamente de ejercicios filosóficos para aprender a vivir mejor toda nuestra profundidad de ser. En efecto, religiosidad no equivale a espiritualidad.
 Copio el enlace de los audios de algunas ponencias la mesa redonda sobre Nueva espiritualidad —no tan nueva, en realidad—, celebrada el día 10 de septiembre de 2016,  en Granada, dentro del foro del XI Congreso de la AAFi (Asociación Andaluza de Filosofía), que trató de Filosofía y Religión.